Tipos de apertura para los ventanales

923 306 094
Tipos de apertura para los ventanales

La primera decisión que debes tomar, ahora que quieres cambiar la carpintería de aluminio en Salamanca va a ser la referente al modo en que quieres que se abran las ventanas. Esta decisión vendrá condicionada, en buena parte, por el espacio disponible, pero también hay otros factores que pueden influir en tu decisión.

En Talleres San Bernabé queremos que conozcas todos las formas posibles por las que una ventana se puede abrir, para que tomes la decisión con pleno conocimiento.

Las ventanas más tradicionales son las de apertura abatible, hacia el exterior o hacia el interior: Tienen una o dos hojas con las bisagras en los laterales. Sus mayores ventajas son su alto valor de aislamiento tanto acústico, como térmico y la posibilidad de abrir completamente todo el espacio del ventanal.

Las ventanas de corredera suelen ser de os o tres hojas que se deslizan horizontalmente sobre el marco. Son ideales en aquellos lugares con poco espacio para su apertura. Sin embargo, su gran inconveniente se encuentra en los problemas para conseguir un aislamiento perfecto.

También en zonas sin mucho espacio junto al ventanal, se utilizan las aperturas batientes, con las bisagras en la parte superior o en la inferior. Aíslan perfectamente pero son incómodas para asomarse por ellas.

En las ventanas pivotantes la hoja gira alrededor de un eje central, bien en sentido horizontal, o bien en vertical. Ideales para amplios ventanales. También para éstos son aconsejables las elevables o de guillotina. Su funcionamiento es similar al de las correderas, pero en sentido vertical. 

Pero sin la menor duda, las ventanas más solicitadas en cualquier carpintería de aluminio de Salamanca, son las ventanas oscilobatientes. Combinan la apertura abatible con la batiente, permitiendo una apertura vertical y una apertura inclinada: dos tipos de apertura con el mejor valor de aislamiento.